Publicado: 20 de Septiembre de 2016

La industria azulejera española logró dos hitos en 2014 que pueden significar, y así lo esperan los empresarios, el inicio de la recuperación después de siete años de crisis.

Por un lado, las exportaciones batieron el récord histórico de 2007 al alcanzar los 2.320 millones de euros, un 3,6 por ciento más que en 2013.

Por otro, las ventas en el mercado nacional, que venían cayendo desde 2008, empezaron una tímida recuperación del 3,2 por ciento, hasta 575 millones de euros, todavía muy lejos de los 1.871 millones que se alcanzaron de 2007.

La facturación total del sector sumó 2.895 millones, con una producción estimada de 425 millones de metros cuadrados, un 1 por ciento más que en 2013. Son datos provisionales que este martes dio a conocer en rueda de prensa la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos.

La rehabilitación, clave en España

Según Ascer, las ventas nacionales crecieron impulsadas por la reforma y la rehabilitación de inmuebles. El mercado nacional puede mejorar en los próximos años pero está condicionado a la evolución del consumo de los hogares, según el presidente de la patronal azulejera, para quien el Plan de ayudas para la reforma y la rehabilitación puede empujar este mercado.

Zarzoso afirmó que el azulejero es uno de los sectores españoles más competitivos, que aporta 2.022 millones a la balanza comercial, y lamentó la "penalización" que ha supuesto la reforma energética, por el incremento de costes para esta industria, especialmente a la cogeneración.

El sector aboga por que, tan pronto como lo permita el estado del sistema eléctrico, el Gobierno recupere el complemento de eficiencia energética, tras la merma de 57 millones anuales de la retribución a la cogeneración.

El presidente de la patronal incidió en la "necesidad de un hub ibérico de gas" y en la "efectiva liberalización del mercado gasístico que permita a la industria optar a precios competitivos y similares a los de la Unión Europea".